Cómo superar el “síndrome de la tarta”: comunicación eficiente con gráficos. Curso

 

En su línea de organización de actividades para el colectivo de bibliotecarios/as de Ciencias de la Salud en la Comunidad de Madrid, BiblioMadSalud ha montado, con la siempre inestimable colaboración del ICOMEM, el curso Cómo superar el “síndrome de la tarta”: comunicación eficiente con gráficos.

La acción formativa tendrá lugar en dos ediciones (ambas impartidas en el aula de informática de la Biblioteca ICOMEM (C/ Santa Isabel 51, Madrid):

  • 22 de noviembre de 16:30 a 20:30, orientada a médicos que quieran mejorar la calidad de sus materiales docentes, producción científica y estrategias de comunicación con el uso adecuado y eficiente de gráficos.
  • 23 de noviembre de 9:30 a 13:30, orientada a bibliotecarios/as de ciencias de la salud que quieran mejorar la calidad de sus materiales docentes, producción científica y estrategias de comunicación con el uso adecuado y eficiente de gráficos.

La inscripción se realiza a través del departamento de formación de la Fundación ICOMEM ¡no os demoréis porque las solicitudes se atenderán por orden de llegada!

 

Segunda Jornada BiblioMadsalud – A modo de breve relato subjetivo de lo que sucedió durante 11 horas del 21 de junio

visib79:00 horas, 21 de junio de 2018, ICOMEM. Por segunda vez consecutiva la Jornada anual de las bibliotecas de ciencias de la salud en la Comunidad de Madrid (BMS) se ha celebrado en la sede oficial del Colegio de Médicos de Madrid, en una sesión que se anticipaba larga e intensa y que se antojó calurosa por efecto de este verano que tardó en llegar pero que se ha asentado con todas sus consecuencias.

2bms19:30. Las vicepresidentas Belén Padilla (del ICOMEM) y María José Rebollo (de BMS) dieron la bienvenida a los cerca de cien asistentes, definiéndonos la primera como “infomediadores” y recordando que nos encontrábamos en la “casa de los médicos”, donde ilustres galenos han impartido desde hace muchos su sabiduría, y detallando la segunda el apretado programa que nos esperaba a lo largo del día, puntualizando aspectos de funcionamiento y organizativos de la jornada y asamblea previstas.

9:45. Al finalizar su alocución, Mª José Rebollo presentó a uno de los bibliotecarios españoles con mayor visibilidad en las redes y en las ondas, Julio Alonso Arévalo (Facultad de Traducción, Universidad de Salamanca), quien con su conferencia inaugural (“La biblioteca más allá del libro. Visibilidad y curación de contenidos en bibliotecas”) nos dio apuntes de historia, de comunicación, de cómo trabajar en las bibliotecas actuales y, sobre todo, de cómo no parar de hacer cosas por, entre y para las bibliotecas, demostrando con hechos como combinar su oficio al pie de las estanterías o frente al ordenador con su pasión por la radio y por la música, sacando tiempo incluso para echrase la siesta y pasear, y transmitiendo una pasión serena por su profesión, de la que disfruta como un niño.

2bms2

11,00. La inevitable foto de la “familia madrileña”, que nos permitirá en unas décadas decir a nuestros nietos que “yo estuve allí”, como en la expo de Sevilla, en la antológica de Velázquez o en la celebración del Mundial, fue el preludio de un tentempié que le permitió a Julio Alonso recobrar el aliento, a todos despejarnos con un café y a los más reencontrar caras conocidas y, tras la caras, historias similares de bibliotecas diferentes, en medio de brochetas de melón y sandía. ¡Qué idea!

WhatsApp Image 2018-06-21 at 23.08.12

2bms411:30. Elena Primo, que nunca dejará de sorprendernos con sus trabajadas presentaciones pre-ponentes, abrió la mesa redonda sobre “bibliotecas in(vi)sibles” en la que participaron Fernando Medina (Biblioteca Pública Municipal Eugenio Trías – “Casa de Fieras”), que explicó su iniciativa (ilustrada con un emotivo vídeo) de acercar la lectura y los profesionales bibliotecarios a poblaciones vulnerables, como los niños hospitalizados en el Niño Jesús; Elena Sánchez Nogales (Biblioteca Nacional), que humanizó la solemnidad de una tricentenaria institución acercando a los presentes su variada y extensa actividad “digital” y de difusión de sus fondos, de interacción y de ruptura de las paredes físicas del paseo de Recoletos, convirtiéndonos a todos los ciudadanos en BNE (con el acompañamiento de un vídeo que a todos no dio envidia por no trabajar con Elena); y Eulàlia Grifol (Hospital Universitario Fundación Alcorcón), con su descripción de las tareas habituales de una biblioteca hospitalaria clásica y sus propuestas proactivas, nos puso las pilas a todos para hacer algo más que el SOD, y propuestas no le faltaron, y convencimiento tampoco con ese aplomo con el que transmite sus muchos años de entusiasmo bibliotecario aprendido en Cataluña y forjado en los madriles.

2bms512:30. Con el objetivo de facilitar a proveedores y agentes (la tercera pata de esta II Jornada, sin mesas petitorias ni de mercadotecnia) su relación con bibliotecarios y usuarios se abrió una mesa de debate sobre recursos donde Katrina Díaz (OVID-WoltersKluwer), Thiago Fernandes (EBSCO), Javier Arenas (Elsevier), Rita Lirio (BMJ) y Lorenzo Fabbri (Springer Nature) presentaron sus variadas propuestas para la temporada otoño-invierno, emplazando al incipiente “Club de Compras” a iniciar conversaciones, que se presumen largas y complicadas, pues si de algo presumimos en BMS es de ser muchos y, aunque bien avenidos, de muy diferente personalidad y carácter.

14:15. Reunidos en Asamblea, teníamos que decidir y discutir entre los miembros presentes cuatro puntos relacionados con la gobernanza y futuro inmediato de BMS: sede de las III Jornadas, nuevos grupos de trabajo, renovación del Comité Ejecutivo y viabilidad de convertirnos asociación. Como dicen en los espectáculos, pitos y aplausos, pues si bien no surgió en el momento una candidatura para las próximas Jornadas algunos se lo están pensando, y a cambio se presentaron tres nuevos grupos de trabajo que pronto comenzarán su andadura: Eulàlia Grifol –proactividad-, Blanca San José –estructura y funcionamiento de bibliotecas de salud- y Cristina Escudero –indicadores bibliométricos-. Se presentó una propuesta de calendario para en el transcurso de un año resolver la renovación del actual Comité Ejecutivo, y por último se abrió la puerta a estudiar la viabilidad de transformarnos en asociación, para lo cual el actual Comité Ejecutivo se comprometió a redactar un primer borrador de estatutos.

15:00. Un aperitivo para recobrar fuerzas ante la insistencia del sol madrileño, así como para confabular, intercambiar tarjetas, hacer chascarrillos y apuestas futbolísticas, y pergeñar nuevas “proactividades”.

16:15. Con Candelas Gil (Universidad Autónoma de Madrid) de maestra de ceremonias, que estuvo ágil, ocurrente, dinamizadora y exigente en el uso de los tiempos, fueron desgranándose las comunicaciones y pósteres de los compañeros: David Carabantes y la activación del pensamiento crítico (c1), Blanca San José y el dinamismo de una biblioteca de hospital (c2), Cristina Escudero y el apoyo bibliotecario a nuestros profesionales investigadores (c3), Irene Maseda y el control de la producción en un instituto de investigación (c4), Teresa de la Torre y la indispensable gestión “organizada” de nuestras redes para ser visibles sin morir en el intento (c5), Mercedes Alhambra y la inexistente información sobre las bibliotecas en las memorias de hospital  (p1), Aarón Pérez-Bolívar y el apoyo a la investigación en enfermería (p2), María Cocero y el nuevo portal del conocimiento para los fisioterapeutas (p3)Natalia Gutiérrez y las herramientas Telegram (p4) y Symbaloo (p5), y Leonor Andrades y Raquel Iglesias y el entusiasta club de lectura en una biblioteca universitaria (p6).

2bm6

17:30. Tras el resumen por parte de José Manuel Estrada (Hospital Universitario 12 de Octubre), presidente-coordinador de BMS, del año transcurrido desde la anterior reunión (7 junio 2017), los responsables de los tres grupos de trabajo cuyos frutos ya se han cosechado en 2018 dieron repaso a la actividad realizada: Juan Medino (Hospital Universitario de Fuenlabrada) y la propuesta de bibliobaremo para la evaluación de los perfiles profesionales, Rosa Sánchez (UNED Campus Norte) y el recién finalizado MOOC sobre “identidad y posicionamiento digital”, y José Carlos Redondo (Biblioteca Virtual, Consejería de Sanidad, Comunidad de Madrid) y la actualización estadística de nuestras bibliotecas, en una nueva “fotografía” de cómo somos y qué hacemos.

2bms718:30. Con una presentación emotiva, multifacética y entrañable Maribel Domínguez Aroca (Universidad de Alcalá de Henares) abrió los fuegos artificiales del último conferenciante del día, Andoni Calderón Rehecho, que prometía hundirnos en la desesperación con el título de su conferencia (“Pero… ¿tienen futuro las bibliotecas?”), y, sin embargo, citando a diestro y siniestro a mentes tan pensantes como la suya, acabó infundiendo una infinita esperanza en el trabajo y la necesidad de los bibliotecarios… siempre con la amenaza de la extinción, al igual que el astro Sol, que por lo que demostró el 21 aún tiene cuerda para derretirnos, al menos, durante este verano madrileño).

19:30. Algo consumidos por los calores, pero confiados en los ánimos que nos insuflaron el paréntesis que fueron Julio (abriendo) y Andoni (cerrando) y conscientes de ir caminando por un sendero arduo, pero todos juntos, percibiendo que BMS tiene todo el sentido del mundo, el colofón de la tarde, Groovy Mamma, con su alegría, desparpajo y entusiasmo musical, nos animó a seguir en el intento de hacernos más visibles y mejores bibliotecas.

2bms8

Nos vemos en las III Jornadas de BiblioMadSalud (pero antes en Oviedo, en las Nacionales).

Comité Ejecutivo BMS

Curso “Identidad digital, posicionamiento y promoción de los profesionales de Ciencias de la Salud”: primer resultado del GT #BiblioMOOCSalud

asset-v1 UNED+IdDigSalud_001+2018+type@asset+block@Fondo_PP

Como recordaréis, en la Reunión de Trabajo 2017 de BiblioMadSalud, Rosa Sánchez (Biblioteca de la UNED) proponía la creación del Grupo de Trabajo BiblioMOOCSalud con el objetivo de la creación de un MOOC para la formación y puesta al día de los profesionales de las bibliotecas de BiblioMadSalud.

Pues bien, queremos informaros del lanzamiento del MOOC que hemos elaborado (BiblioMadSalud y UNED Abierta) sobre “Identidad digital, posicionamiento y promoción de los profesionales de Ciencias de la Salud“, uno de los temas que más interés está despertando entre nuestros usuarios y frecuente motivo de consulta en nuestras bibliotecas.

El curso, online y totalmente gratuito (previo registro en UNED Abierta), se inicia el próximo 21 de mayo y ha reunido a mas de 20 profesionales con perfiles muy distintos (bibliotecarios de diferentes ámbitos, investigadores, periodistas…) para abordar el tema desde diferentes perspectivas. Podéis inscribiros y ampliar información desde aquí: https://iedra.uned.es/courses/course-v1:UNED+IdDigSalud_001+2018/about

¿Seguro que no lo necesitas? Esperamos contar con vosotros…

image

Learn & Lunch @BiblioMadSalud & @EBSCO en el Colegio de Médicos de Madrid @Icomem_Oficial

Learn Lunch BiblioMadSalud Ebsco

printer-98435_1280En nuestra línea de organización de eventos de interés para el colectivo bibliotecario de Ciencias de la Salud, y del sector sanitario en general, BiblioMadSalud convoca, junto a Ebsco Information Services y el Colegio de Médicos de Madrid, la sesión Learn&Lunch. Esta actividad es gratuita y abierta a cualquier profesional interesado (bibliotecarios, médicos, enfermeros, etc.); por motivos de aforo de la sala es necesario inscribirse a través de este enlace.

El programa que se abordará está centrado en los recursos de apoyo a la toma de decisiones clínicas y de MBE:

11:30 – Introducción y revisión de la agenda
11:45 – 13:00 – Benedita Menezes y David BeesonEBSCO Health

• Medicina Basada en Evidencia y el cambio de cultura en la enseñanza de la medicina
y en la práctica médica
• MBE conceptualización:
• Cómo estar al día con el exceso de literatura publicada y cómo identificar lo que es relevante
• Práctica basada en evidencia. Apoyo a la decisión clínica
• Recursos de sistematización de la evidencia: DynaMed Plus
• Overview (metodología de los 7 pasos, recomendaciones GRADE y niveles de evidencia)
• De qué forma las funcionalidades de DynaMed Plus se aplican en el contexto de la MBE
• Principales funcionalidades
• DynaMed Plus en el contexto europeo

13:00 – 14:15 – Verónica Juan-Quilis MD, PhD. Directora de la Biblioteca Virtual del Sistema Sanitario Público de Andalucía (BV-SSPA)

• Organización y gestión de la BV-SSPA
• Experiencia del Club de Compras REBISALUD. Metodología en la evaluación de nuevos recursos.
• Resultados alcanzados.
• Puesta en marcha del proyecto conjunto con EBSCO/DynaMed Plus y resultados obtenidos
hasta el momento

14:15 – 14:30 – Preguntas y coloquio final
14:30 – Comida buffet en el propio local.

¡Os esperamos a todos! Nos vemos el 18 de mayo, a las 11:30 h., en el Aula Gregorio Marañón del Colegio de Médicos de Madrid (C/ Santa Isabel, nº 51).

Comunicaciones y pósteres aceptados en #BMS18

visib7El próximo 21 de junio, en el Colegio de Médicos de Madrid, se celebrará la II Jornada BiblioMadSalud. Aprovechando la asamblea ordinaria del colectivo de bibliotecarios/as de Ciencias de la Salud de Madrid hemos organizado una jornada cuyo tema central será la #Bibliovisibilidad pero con cabida a todo tipo de contenidos y de profesionales (#BMS18 está abierto a la asistencia de bibliotecarios de cualquier procedencia y otros profesionales del ámbito sanitario que pudieran estar interesados). Una de las sesiones de la Jornada estará protagonizada por profesionales madrileños que se han animado a contarnos sus experiencias y propuestas y que finalmente, previa selección del Comité Científico, son estas:

COMUNICACIONES

1.-  La labor del bibliotecario en el desarrollo de pensamiento crítico y gestión de la información en salud. David Carabantes Alarcón (Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología. Universidad Complutense).

2.- El hospital, el conocimiento y yo: bibliotecario integrado en un hospital universitario. Blanca San José Montano y Miriam Núñez García (Hospital Universitario de Móstoles)

3.- Servicios de apoyo a la investigación: ¿una oportunidad para aumentar la visibilidad de las bibliotecas? Alicia Fátima Gómez-Sánchez (University of Hertfordshire, Reino Unido), Cristina Escudero-Gómez (Hospital Universitario Puerta de Hierro, Majadahonda) y Rosa Trueba Gómez (Hospital Universitario Príncipe de Asturias, Alcalá de Henares)

4.- El control de la producción científica en un centro de investigación. Irene Maseda (Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III, CNIC)

5.- Contribución de la gestión de las redes sociales a la mejora de la visibilidad. El ejemplo de “DiasMundialesDe”. Teresa de la Torre Aragonés (Hospital Universitario Infanta Leonor).

PÓSTERES

1.- ¿Dónde están las bibliotecas? Invisibilidad de las bibliotecas hospitalarias del Servicio Madrileño de Salud. M. Alhambra García de Dionisio, S. Pérez Chiches, I. Martínez-Hervás (Hospital Universitario Severo Ochoa)

2.- Presencia de la biblioteca médica del Hospital Universitario Infanta Cristina en el Club de Investigación de Enfermería. Aarón Pérez-Bolívar Morcuende y María José Toledano Muñoz (Hospital Universitario Infanta Cristina)

3.- Plataforma de conocimiento compartido. María Cocero Montalvo  (Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid – CPFM)

4.- Nuevo canal Telegram de la biblioteca del Hospital Universitario del Sureste para la difusión de información científica. Natalia Gutiérrez Casado (Hospital Universitario del Sureste, Arganda del Rey)

5.- Symbaloo como un recurso de apoyo para los investigadores de un hospital universitario. Natalia Gutiérrez Casado (Hospital Universitario del Sureste, Arganda del Rey)

6.- Fomentando la lectura desde la Biblioteca de la Universidad CEU San Pablo. Leonor Andrades Román y Raquel Iglesias Guerrero (Biblioteca CEU Ciencias).

7.- Creación de marca en las bibliotecas de los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid. Natalia Gutiérrez Casado (Hospital Universitario del Sureste, Arganda del Rey), Aarón Pérez-Bolívar Morcuende y María José Toledano Muñoz (Hospital Universitario Infanta Cristina), y Eulalia Galán Grajera (Hospital del Henares, Coslada)

Desde el Comité Organizador de la Jornada agradecemos especialmente a todos los que se han animado a presentar comunicación o póster y esperamos que se consolide la costumbre en futuras convocatorias de la Jornada BiblioMadSalud.

Éxito de convocatoria del seminario crítico “¿Cómo evaluamos nuestra producción científica?” de #BiblioMadSalud con @isidroaguillo

ICOMEM-Logo-Principal-01Con dos ediciones programadas, y con profesionales médicos y bibliotecarios como destinatarios, se va a impartir un seminario crítico por Isidro Aguillo (Laboratorio de Cibermetría del CSIC) para responder a la pregunta ¿Cómo evaluamos nuestra producción científica?

Una vez más la fructífera relación de BiblioMadSalud con el Colegio de Médicos de Madrid nos ha permitido organizar una actividad de gran interés y que, a juzgar por el ritmo de las inscripciones  y el interés suscitado, será un éxito. Si todavía no lo has hecho reserva tu plaza dirigiendo un e-mail a area.formacion@icomem.es con tus datos personales (nombre y lugar de trabajo) y especificando a cuál de las dos ediciones quieres acudir. Toda la información se encuentra en el programa adjunto.

Normas BiblioMadSalud II

papelesYa están disponibles las Normas para el envío de resúmenes y presentación de comunicaciones orales y pósteres en las II Jornada de BiblioMadSalud, que se va a celebrar en el Colegio de Médicos de Madrid el 21 de junio de 2018.

Aunque la asistencia a las Jornada es libre y gratuita, la presentación de trabajos está restringida a los profesionales de las bibliotecas del colectivo de BiblioMadSalud.

Están son las fechas para memorizar o apuntar en nuestro calendario del móvil:

  • 14 de marzo, fecha límite para el envío de resúmenes
  • 3 de abril, fecha límite para que el Comité Científico comunique la aceptación o no de la comunicación oral/póster
  • 8 de junio: envío de la presentación oral / póster en formato powerpoint

La temática de presentación es libre, si bien es recomendable que las comunicaciones orales /pósteres tengan cierta relación con la temática del evento, la “BiblioVisibilidad en ciencias de la salud”.

Estamos preparados para recibir vuestras propuestas… pero no esperéis hasta las 11,59 horas del 14 de marzo…

Avance Segundas Jornadas BMS

visib7El próximo 21 de junio (jueves) se va a celebrar en Madrid la Segunda Jornada de BiblioMadSalud, que llevará por título “BiblioVisibilidad en ciencias de la salud”.

Esta Jornada es de asistencia libre aunque la participación, mediante comunicaciones orales o escritas (pósteres), está reservada a los profesionales de las bibliotecas de ciencias de la salud pertenecientes al colectivo de BiblioMadSalud.

En unos días se irá detallando la información de las Normas para la presentación de las comunicaciones, así como el Programa definitivo de la Jornada.

Así mismo, se aprovechará la reunión para dar noticia de la evolución de los Grupos de Trabajo, para presentar nuevos proyectos y para defender la candidatura del Comité Organizador de las Terceras Jornadas, a celebrar, ya con vistas, en 2019.

Estuvimos allí: “Ovid Day One – La visibilidad de la producción científica” #BMSOVIDAY

Una vez más, BiblioMadSalud se ha materializado en la sede del Colegio de Médicos de Madrid en un nuevo modelo de reuniones que también por vez primera ha abierto las puertas a todos los profesionales sanitarios, en busca de un entendimiento, una colaboración y una complicidad entre los profesionales de las bibliotecas, los profesionales de las ciencias de la salud (asistenciales, docentes y gestores) y los proveedores de recursos de información.

Tras el consabido turno de parabienes entre la vicepresidenta del Colegio (Belén Padilla), el coordinador de BiblioMadSalud (José Manuel Estrada) y la representante de OVID (Katrina Díaz), como corresponde a profesionales bien avenidos y orgullosos de colaborar en eventos productivos y concurridos, el moderador de la mesa, Miguel Ángel Máñez (Unidad de Desarrollo Profesional y Gestión del Conocimiento, SERMAS) abrió el acto presentando brevemente a cada uno de los participantes.

visib1

El argumento del acto era sencillo: hablar de cómo hacer visible la producción científica. Para ello nos preguntamos primero qué y cómo publicar, después cómo conseguir que lo publicado sea visible de forma más eficaz, después cómo evaluar lo publicado y además, más tarde cómo normalizar lo publicado-visible para que sea correctamente visible, y por último cuál puede ser el papel de las bibliotecas en todo este embrollo.

La primera en intervenir fue Cristina Calvo, pediatra del Hospital La Paz y profesora de la Universidad Alfonso X el Sabio, quien se interrogó desde el propio título de su intervención (“Dónde y cómo publicar”) y fue dando respuesta a sus interrogantes, además de convincentes recomendaciones.  Ante una futura publicación, todo autor debe preguntarse primero que tipo de trabajo tiene entre manos (qué tipo de estudio ha realizado y qué documento quiere difundir) y, por supuesto, cuál es la finalidad de su publicación. En la mayoría de los casos se va a decantar por un artículo en una revista visib2científica, de ahí que sus primeras indagaciones vayan dirigidas a conocer si posee financiación o no para publicar (si la respuesta fuera afirmativa podría decidirse por revistas de acceso abierto), cuáles son las revistas con mayor prestigio (en función de su factor de impacto, por ejemplo), cuáles son las revistas de su especialidad que pudieran estar interesadas en su trabajo y cuáles de entre estas revistas ofrecen mayor rapidez en el proceso de revisar el manuscrito (para evitar que nuestro trabajo quede obsoleto nada más publicarlo). En la mayoría de las ocasiones el autor va a optar por un artículo original en formato clásico, pero también puede decidirse por presentar datos preliminares (siendo una buena elección un “brief report”) o por un trabajo corto, siendo en este caso la carta clásica o la carta científica (case report) un formato oportuno. Y la pregunta del millón, ¿debo publicar en una revista internacional o en una revista nacional? La respuesta la tiene el propio autor según sus objetivos profesionales: prestigio, curriculum, difusión en su propio entorno… En la segunda parte de su intervención Cristina explicó como estructurar un artículo y fue desgranando convenientes recomendaciones para redactar cada una de las partes del mismo, comenzando por leer detenidamente las instrucciones para las autores propias de la revista donde hemos elegido enviar nuestro trabajo. Nos habló sobre cómo escribir correctamente el resumen, la introducción o el apartado de material y métodos, sobre cómo elaborar tablas y figuras, sobre cómo redactar la discusión y las conclusiones tras presentar los datos relevantes de nuestro estudio, y finalmente recomendaciones sobre los agradecimientos y la bibliografía (más apreciada si la mitad de nuestras referencias no tienen una antigüedad superior a cinco años).  Acabamos todos, por así decirlo, con ganas de ponernos a escribir al instante.

La segunda intervención corrió a cargo de Emilio Delgado López-Cózar, profesor de la Universidad de Granada y miembro del grupo bibliométrico EC3, quien comenzó tocando la fibra sensible de los asistentes al sentirse conmovido y orgulloso por estar compartiendo el mismo espacio en que décadas antes estuviera dando clases el Nobel Cajal. La primera parte de su intervención versó sobre la revolución operada en los últimos años en el mundo de la comunicación científica, al pasar de la llamada “galaxia Gutenberg” o mundo impreso a la “galaxia web o mundo online”. Esto ha supuesto que muchos que no tenían voz, ahora la tienen gracias a Internet y ha supuesto una eclosión de nuevos canales de comunicación (blogs, twitter, youtube…) en dos ámbitos diferenciados pero útiles ambos: las redes sociales y las redes profesionales (Linkedin ovisib3 ResearchGate); y también nuevas fuentes de información, o cómo Emilio definió muy expresivamente, “nuevos barcos del conocimiento”, como Google Scholar (Google Aacdémico). La segunda parte de su presentación la dedicó a explicar, de forma didáctica y divertida, cómo difundir de forma eficaz nuestros trabajos en la red para lograr una mayor visibilidad, labor que estructuró en tres pasos: depositar el trabajo en un repositorio, construir una identidad digital de autor y difundirlo en las redes. Su primera recomendación fue no ir depositando los trabajos en cuantos repositorios conociéramos, sino elegir uno y enlazar desde los demás, consiguiendo con el menor esfuerzo estar presentes de forma simultánea en muchos lugares. Y cómo él mismo se interrogó, ¿dónde depositar mi trabajo? La respuesta, para Emilio, es sencilla, en el repositorio de mi propia institución, si existe, porque todo profesional se debe en primer lugar a la institución en que trabaja, y desde dicho repositorio asociarlo a todos los demás. Las ventajas de un depósito en un repositorio son claras: un almacenaje perpetuo, una descripción normalizada de la información introducida, una accesibilidad permanente y una muy útil visibilidad en Google. Así mismo, alertó del depósito de herramientas ajenas (por ejemplo, ResearchGate) donde si uno elimina su perfil elimina los depósitos de su trabajo, perdiéndose uno de los grandes valores de un repositorio: el depósito. Y junto a esta alarma un cable a los bibliotecarios: “podemos y debemos ayudar a nuestros usuarios en el depósito de sus trabajos en el repositorio institucional, instruyendo sobre qué depositar y cómo depositarlo”. En segundo lugar aconsejó sobre la conveniencia y utilidad de crearnos un perfil de profesional en las redes. Puso como ejemplos ORCID, de gran difusión desde el momento que lo están solicitando muchas revistas internacionales y los centros de investigación a la hora de solicitar financiación para los proyectos, y Google Scholar, que además de una gran visibilidad y uso tiene la ventaja de ser un sistema que “trabaja para los autores” (y no al revés). Los perfiles, como bien señaló, sirven para difundir los trabajos de un autor y para que éste sea identificado, de tal forma que, como concluyó, ante la disyuntiva de crearse un perfil sólo hay dos respuestas: sí o sí. Por último, habló sobre las herramientas de las herramientas las definió como “escaparates de la ciencia” que van a permitir que mis trabajos sean conocidos de otra forma menos tradicional y consultados por todos aquellos que navegan por Internet, de tal modo que si queremos visibilidad debemos estar en lugares -en “barcos”- como Google Scholar, Microsoft Academic o ResearchGate. Y concluyó el docente con dos sentencias: la primera, rememorando al “presente” Cajal, que lo más relevante es “comunicar” nuestro trabajo a la sociedad, y la segunda, que todos recordáramos que lo más importante no es el medio, sino el mensaje. Muchos de los presentes, ya estuvieron tardando en subir sus trabajos a GoogleScholar y en crearse un perfil. Su “visibilidad” lo agradecerá.

En tercer lugar tomó la palabra el incisivo y polémico Isidro Aguillo, quien ya había calentado motores semanas atrás en las redes con sus intervenciones acerca de los errores bibliométricos en las memorias de las instituciones sanitarias, y que venía con el propósito de iluminar y corregir nuestras malas acciones con el título de su ponencia: “Usos y abusos de los indicadores bibliométricos”. Como los anteriores intervinientes, también Isidro llegó con sus propios interrogantes y lo primero que se preguntó y nos preguntó es ¿por qué utilizamos las citas? A lo que se respondió y nos respondió que porque el trabajo de todo investigador, de todo profesional debe ser evaluado, y sobre todo porque buena parte de la investigación se financia con fondos públicos, lo que visib4determina que dicha investigación ha de ser evaluada de forma objetiva y transparente para competir por dicha financiación de acuerdo a las reglas del juego. El principal problema de esta evaluación, y de ahí los malos usos, es el frecuente recurso a la “mala bibliometría” o la “bibliometría fácil”, vicios y defectos que deben evitarse y que perjudican y lastran esa evaluación objetiva. Una de las malas prácticas más generalizadas es el empleo de herramientas evaluadoras, como el factor de impacto, que en su origen iba destinado a evaluar revistas, para evaluar y comparar otras cosas, como los CV de individuos o grupos. Además, muchos de estos recursos tienen sus propias limitaciones, sin ir más lejos el “invento de Garfield” del JCR tiene importantes sesgos de idioma, de especialidad… que muchas veces se ignoran, e incluso la utilidad de los cuartiles puede quedar en entredicho con lo que Isidro ha bautizado como el “5º cuartil”, donde habría que incluir todos aquellos trabajos que no tienen cabida en el JCR como actas de congresos, libros, memorias, capítulos…. que también son ciencia. El interviniente siguió enumerando, en una puesta en escena que habla muy en positivo de sus tablas ante audiencias expectantes de aprender algo tan enrevesado como es esto de la bibliometría, otros errores como la ausencia (hasta hace bien poco) de revistas de acceso abierto en el JCR o los problemas de difícil resolución para evaluar las publicaciones como el de la “hiperautoría” (trabajos firmados por cientos de autores)  o el de las “bella durmiente” (artículos olvidados del pasado, resucitados para el presente). La solución, para Isidro, parece fácil (no tanto para los bibliotecarios, que siendo más de letras que de ciencias esto de las medias, las medianas y demás nos nubla el intelecto): simplemente utilizar las citas reales, datos que ya se conocen, por ejemplo en Web of Science o Scopus, para cada artículo, y en consecuencia, para toda una revista, o un autor, o un grupo, y por no no utilizar las citas esperadas, pues a fin de cuentas el factor de impacto no es sino un factor de medias y un factor de citas esperadas, no reales. Siguiendo con sus críticas hacia el abuso del factor de impacto en la mayoría de las evaluaciones, enunció algunos de sus principales defectos: tratarse de una ventana de citas temporal (2 años, o a lo sumo 5, con lo que no se evalúa una evolución), que se trata de una media central (y aludió entonces a la campana de Gauss, que muchos no veíamos desde la EGB o la ESO), su falsa precisión (al tratarse de medias) y su generalización (pues todas las citas tienen el mismo valor). Y, sobre todo, clamó a los cielos por el uso y abuso, por parte de quienes elaboran memorias científicas, de operaciones como la suma de factor de impactos y el promedio de factores de impacto. Polémico y explícito hasta el final, la promesa de un descanso inmediato con un café le privó a Isidro de entrar en campo abierto a discutir sobre las “malas prácticas” que vaya usted a saber de quien son culpa en primera y última instancia.

Tras un reparador café con pastas a una hora muy “British” si se tiene en cuenta la diferencia horaria, cerraron la sesión dos bibliotecarias de pro:  la una, María Sobrido (ahora en tareas docentes), ha hecho mucho por la visibilidad de los profesionales de salud gallegos y la otra, Rosa Sánchez, lo sigue haciendo por los docentes de la UNED desde el Campus Norte.

María Sobrido ilustró su charla con el ejemplo del curriculum vitae del Nobel Severo Ochoa a partir del supuesto de que éste, como joven investigador, habría ido construyendo su perfil digital poco a poco y habría ido configurando con el tiempo su forma normalizada de firma. Fundamentó la necesidad de una correcta visibilidad de los trabajos de un autor en el prestigio conseguido por sus publicaciones, que se traduce en una posibilidad de una mayor financiación para dichas investigaciones y, en definitiva, en la posibilidad de continuar investigando para difundir y divulgar los resultados obtenidos. Sin embargo, dicha visibilidad no es fácil de conseguir pues las diferentes formas en que un autor puede firmar sus trabajos (nombre simple o compuesto, uno o dos apellidos) dificultan la recogida de toda su producción, por ello María ofreció diferentes soluciones encaminadas a paliar este problema. La primera es lavisib5 normalización del formato de firma del autor que, citando un documento de la FECYT de 2007, consiste en firmar siempre de la misma forma para que de una forma sencilla cualquiera pueda recoger todo lo publicado por un determinado autor; y esa normalización pasa, por supuesto, por adaptarse a las reglas del juego (esto es, que si la cultura científica norteamericana identifica un solo apellido, para evitar confusiones los autores españoles con dos apellidos deberían convertir esos dos apellidos en un apellido compuesto uniendo ambos con un sencillo guión). La segunda solución pasa por crearse una firma digital mediante herramientas como ORCID, con la que conseguimos hacer visible nuestro curriculum y nuestras publicaciones al adoptar un código único internacional que nos identifica como autor único, al margen de las posibles firmas con las que hayamos publicado nuestros trabajos. Aún es pronto, concluyó María, para determinar si ORCID es la herramienta definitiva, pero tiene muchas papeleteas para serlo: por ejemplo, es una herramienta de una institución sin ánimo de lucro, es un identificador único y permanente (vinculado al autor y no a las diferentes instituciones en las que pueda haber trabajo a lo largo de su vida laboral), es un identificador libre y abierto (no requiere pago por inscribirse de forma individual), y a día de hoy lo están solicitando a los autores las grandes revistas, las grandes editoriales y las grandes instituciones. Sus dotes persuasivas y, apoyada en Ochoa, seguro que consiguieron que ya esa misma tarde muchos se “hicieran amigos de ORCID”, y más de uno, a buen seguro,  esa misma noche revisó sus firmas y no tardó en arrepentirse de haber firmado de mil formas distintas, tomando buena nota de las recomendaciones aprendidas.

Finalizó el turno de las intervenciones Rosa Sánchez quien, con un estilo directo y muy convincente, vino a concluir, por si aún no nos habíamos enterado, que las bibliotecas y los profesionales que en ellas habitamos teníamos mucho que decir y mucho que hacer en esto de hacer visible la producción científica de nuestros usuarios, preguntándose si realmente nuestros usuarios saben lo que por ellos hacemos y podemos hacer en sus bibliotecas. Y pasó a enumerar, desarrollar y ejemplificar las cinco principales actividades que quedarían englobadas en el ámbito de la producción científica, su evaluación y su visibilidad.

1.- Información: para lo cual las bibliotecas hacen uso de las visib6distintas herramientas propias de las redes sociales junto con las herramientas de comunicación propias de la institución donde se ubican, para llegar por todos los medios posibles a sus usuarios y mantenerles informados en todo momento;

2. Formación: necesario complemento a la información, donde el acercamiento al usuario es inmediato y eficaz, mediante cursos presenciales y cursos online;

3. Asesoramiento: donde mediante una relación directa y personalizada entre el profesional de la biblioteca y el usuario, éste puede resolver sus necesidades y dudas en cuanto al proceso de publicación en abierto, la propiedad intelectual, el impacto de las publicaciones, la visibilidad de sus trabajos en la red o dónde publicar para conseguir un mayor impacto y prestigio de sus publicaciones;

4. Participación: del personal de las bibliotecas en foros de usuarios donde informar, formar y comunicarles sobre lo que puede y hacen las bibliotecas por ellos a la hora de visibilizar o lograr visibilizar sus logros y resultados;

y 5. Colaboración: con usuarios y con otras bibliotecas –como el foro de BiblioMadSalud- porque así todos aprendemos y crecemos en compañía.

Con esta dosis en vena de optimismo y un repaso a lo que hacemos en muchas bibliotecas y que no pocos usuarios desconocen, terminaba el programa oficial y aunque no hubo bises porque todo quedó tremendamente claro, sí hubo un breve turno de preguntas, donde se dio voz y vida a los asistentes, y un vino español cerraron una nueva productiva jornada en el ICOMEM. Esto fue todo, y allí estuvimos para verlo, para oírlo y para contarlo.

 

Comité Ejecutivo BiblioMadSalud

visib7

                      

 

Sesión Técnica OVID Day “Visibilidad de la producción científica en salud: publicación, métricas y autoría”

 

icomem_alpha

BiblioMadSalud, en colaboración con Wolters Kluwer España, organiza el próximo 13 de diciembre (de 16:30 a 19:30)  la Sesión  Técnica OVID Day “Visibilidad de la producción científica en salud: publicación, métricas y autoría“, en el Colegio de Médicos de Madrid, con la participación de:

  • Cristina Calvo Rey. Pediatra e investigadora. Hospital Universitario La Paz (Madrid) 
  • Emilio Delgado López-Cózar. Profesor en Universidad de Granada, Grupo Evaluación de la Ciencia y de la Comunicación Científica EC3.
  • Isidro Aguillo Caño Responsable del Laboratorio de Cibermetria (Grupo Scimago) del Instituto de Bienes y Políticas Públicas (IPP – CSIC).
  • María Sobrido Prieto. Profesora en Faculdade de Ciencias da Saúde, Universidade de A Coruña, Departamento Historia da Ciencia
  • Rosa Sánchez Fernández Coordinadora de la Biblioteca Campus Norte y Apoyo a la Docencia/Investigación de la UNED

 

Moderador: Miguel Ángel Máñez Ortiz. Unidad de Desarrollo Profesional y Gestión del Conocimiento. SERMAS

cropped-logos1.jpg